lunes, 30 de enero de 2012

Adolescencia.



En la etapa de la adolescencia, pasamos por bastantes malos momentos con los amigos, los padres, el amor...
Siempre discutimos con nuestros padres porque pensamos que no nos entienden pero ellos también han pasado por lo mismo aunque aunque no era la misma época. Pero tampoco se ponen en nuestro lugar, nos agobian con tantos haz esto y haz lo otro, estudia para un futuro mejor, etc. eso ya lo sabemos (pero claro, otra cosa es que lo hagamos).
En cambio, con los amigos nos entendemos perfectamente con algunos tenemos algunos rozes, algunos graves y otros mas leves. Están esos amigos que en un pasado siempre estuvieron ahí pero por alguna razón se tienen que ir y al fin y al cabo los echas menos aunque ya no tengas ese mismo contacto de antes pero siempre te acuerdas de ellos y ellos de ti. Están esos amigos que alguna vez te llevaste demasiado bien con ellos pero luego con el paso de tiempo os distanciáis pero ya te das cuenta de los falsos, aprovechados y convenidos que son que luego te ven y te miran como si nunca hubieran tenido alguna “amistad” con asco, pero bueno de esos al fin ni te acuerdas. Y están los amigos para toda la vida, los que te apoyan para lo bueno y lo malo, que aunque no se los digas y te ven mal te preguntan, que te aportan sinceridad y lealtad y que hacen lo que sea por ti, esos si son unos buenos amigos.
La movida de las drogas y demás en mi opinión pues....que son una porquería, hemos visto tantos casos en la actualidad que ¿para qué probarla?¿Por qué tu organismo tiene que estar aguantando tantas cosas malas?¿Para qué hacerte año? Tantas preguntas...Claro que algunos que tienen madurez no caen en esas cosas pero otros que por haber pasado unos malos momentos y refugiarse en las drogas, alcohol, etc. lo ven más lógico luego ya cuando es tarde se dan cuenta y no hay marcha atrás y es difícil de salir de ello. Por esas personas se sabe que es difícil pero si tienes apoyo y están contigo las personas que quieres, ¿por qué hacerte más daño?
Al fin y al cabo lo mejor que se puede hacer es seguir adelante y sonreír. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario